Shiatsu

El Shiatsu es una terapia manual originaria de Japón. Esta palabra traducida literalmente significa “presión de los dedos”. Es un método japonés de trabajar el cuerpo con la finalidad de curar y favorecer la salud, influyendo y mejorando el estado del KI en nuestro cuerpo.

El Zen Shiatsu se basa en la Medicina tradicional China (MTC). En oriente se desarrolló un sistema de tratamiento de enfermedades que estimulaba puntos cutáneos relacionados con el funcionamiento de los órganos internos. Esos puntos están conectados con líneas imaginarias que forman los meridianos y que se utilizan tanto en Acupuntura, Moxibustión como en Shiatsu.

El tratamiento consiste en emplear presiones localizadas con los pulgares, manos y, en ocasiones, codos y rodillas en varios puntos del cuerpo combinado con estiramientos y movilizaciones articulares. Estas técnicas manipulativas ajustan la estructura física del cuerpo y sus energías internas naturales para preservar de cualquier enfermedad y mantener un estado de salud óptimo.

El objetivo del Shiatsu es curar y corregir cualquier trastorno. Enfatiza en la corrección y mantenimiento de la estructura ósea, ligamentos, tendones, músculos y meridianos, cuyas alteraciones perturban el flujo de la energía corporal y el sistema nervioso vegetativo causando enfermedades.

Shiatsu ayuda al equilibrio, mantenimiento y desarrollo de la fuerza vital conectando al cuerpo con su propia capacidad natural e innata de auto-curación.

Es una oportunidad de experimentar en un tiempo breve, la mejora de su bienestar. Bajo la simplicidad de los movimientos y a un nivel sutil, es mucho lo que sucede internamente a la energía del cuerpo. Una técnica que ha beneficiado a los seres humanos durante milenios.

shiatsu-img01