Beneficios

Hoy en día, estamos tan acostumbrados a la moderna terapia farmacológica que hemos olvidado la importancia y necesidad de comprender los propios poderes curativos del cuerpo.
Los tratamientos de medicina convencional, en general, se emplean cuando ya se ha enfermado, sin embargo, el Shiatsu es un método de terapia que no sólo cura sino también se utiliza para prevenir.

Numerosas investigaciones han mostrado que el Shiatsu sirve para tratar:

* Dolores de espalda, contracturas musculares, lesiones cervicales y rigidez de cuello, dolor lumbar, lesiones deportivas y movilidad reducida.
* Fibromialgia.
* Cefaleas y migraña.
* Estrés, ansiedad, depresión, desequilibrios emocionales.
* Insomnio
* Falta de energía, vitalidad y motivación.
* Fatiga crónica y agotamiento.
* Problemas digestivos.
* Trastornos menstruales.

En el Shiatsu, una presión firme y regular relaja el sistema nervioso simpático y permite que el sistema nervioso parasimpático aquiete el funcionamiento de los órganos internos.

Estimula las terminaciones nerviosas de la piel, liberando tensiones físicas y emocionales, aliviando así todo tipo de dolor y equilibrando el estado psicoanímico.

Activa la circulación sanguínea, regula la tensión arterial, estimula el sistema linfático y elimina toxinas.

Vitaliza la piel, flexibiliza el sistema músculo-esquelético, y mantiene la estructura ósea.

Ayuda a equilibrar y facilitar las funciones del sistema digestivo.

Ayuda al cuerpo a conectar con su poder curativo natural aumentando la capacidad de recuperación del organismo, reforzando el sistema inmunológico.

beneficios-img01